Tres consejos para aprovechar el acuerdo con la unión europea.

El acuerdo firmado con la Unión Europea no se reduce a la liberalización comercial, sino que implica instancias de diálogo político y programas de cooperación que generarán beneficios para el Ecuador. Una vez entre en vigencia es importante mantener un diálogo fluido entre productores, exportadores, importadores y emprendedores con autoridades con el fin de sacar el máximo provecho de los acuerdos alcanzados.

 

La Organización Mundial del Comercio (OMC) catalogó a la Unión Europea como uno de los principales exportadores e importadores mundiales de bienes, con cifras cercanas a los 2.000 millones de dólares por año. Esto representa oportunidades muy grandes para la oferta exportable ecuatoriana si se tiene en cuenta que estamos ante un mercado potencial de 503 millones de personas que se encuentran en los 27 países que conforman la Unión.

 

Los beneficios derivados de una relación comercial preferencial y permanente no solo permitirán tener acceso a un mercado con un importante poder adquisitivo, sino que también generará beneficios en la medida en que se regulan las relaciones comerciales, se facilita la inversión y el acceso a maquinaria y materias primas lo cual permitirá mejorar la productividad en diferentes sectores.

 

Pero lo anterior no será un proceso automático ni inmediato. Los empresarios y diferentes sectores deberán estudiar detalladamente los acuerdos y entender que además de la reducción de barreras arancelarias, la simplificación de trámites es una de las ventajas que deben aprovechar. Esto beneficia a todos los sectores; sin embargo, tiene mayor impacto en las pequeñas y medianas empresas que sin acuerdos tenían más dificultades para enfrentar este tipo de trabas.

A continuación, compartimos tres consejos para aprovechar este acuerdo:

 

  1. Analice la situación actual de su empresa

 

Para aprovechar un acuerdo comercial primero es necesario determinar qué necesidades de la empresa se pueden cubrir por medio de los beneficios que generan dichos acuerdos. Desde insumos, maquinarias, mano de obra calificada, repuestos para infraestructura instalada, entre otros.

 

Por otro lado, al tener clara la situación actual de la empresa se pueden identificar los puntos fuertes de la misma y determinar qué productos o bienes pueden ser necesitados en países de la UE y cómo aplica la desgravación arancelaria para ese producto específico de acuerdo a los periodos de liberalización acordados.

 

  1. Defina la mejor forma de suplir las necesidades de su empresa

 

Una vez claras las necesidades y fortalezas de la empresa hay que elegir cuáles son las mejores opciones para satisfacer o suplir dichas necesidades. Los acuerdos comerciales permiten entre otras cosas: reducción de aranceles, reducción de trámites para instalar sucursales, facilidad para acceder a inversión extranjera, acceso a maquinarias o infraestructura.

 

En el caso de importadores, es importante conocer cuál es la categoría en la que se encuentran materias primas, bienes de capital, entre otros y analizar si resulta más conveniente importarlas con menor arancel desde algún país de la UE.

 

  1. Investigue y analice

 

Cada sector se comporta de manera diferente, por eso lo mejor es investigar las particularidades y analizar los temas puntuales consignados en el acuerdo sobre dicho sector, bien o producto.

Pin It on Pinterest